Dormir en una casa flotante en el Amazonas colombiano

Esta casa flotante funciona como un hotel ecológico, donde los turistas pueden hospedarse y desde aquí disfrutar de la madre naturaleza y deleitarse con la riqueza de la flora y fauna de la selva tropical de Colombia, paraíso primitivo lleno de magia y belleza.

La Casa Flotante del Amazonas esta anclada sobre la margen colombiana del río Amazonas a una hora y media de navegación en bote rápido desde Leticia, anexa a las instalaciones del Parque Nacional Natural Amacayacu, cerca de la desembocadura del río Amacayacu en el Amazonas, y a 15 minutos de navegación en bote rápido a Puerto Nariño. Es una casa de madera de dos pisos, arquitectónicamente llamativa, construida a la manera regional sobre grandes troncos de una madera llamada “catagua”, los que acostados sobre el agua le dan su flotabilidad.

En la casa-hotel flotante pueden hospedarse hasta sólo 5 personas, cuenta con servicio de desayuno y cena, dos habitaciones y un baño con agua caliente a través de energía solar, en el segundo piso. En la planta baja hay un salón, cocina, bar, y una exclusiva terraza con reposeras y hamacas para el relax diario. Ofrece un servicio de lujo puesto que posee personal de apoyo permanente y todas las comodidades necesarias para que los viajeros aprovechen varios días de naturaleza, a bordo.

Desde el hotel flotante los huéspedes estarán siempre en conexión con la naturaleza, al admirar los paradisíacos paisajes de la selva húmeda tropical, sus bosques, pantanos, ciénagas, todo tipo de aves y mamíferos. Con una velocidad que oscila entre los 3 y 5 km. por hora, la casa también puede desplazarse hasta los lagos de Tarapoto, que ofrecen un espectacular paisaje y donde se pueden avistar delfines rosados y grises, nadar, pescar, y conocer los mitos y leyendas de las comunidades indígenas alrededor de una fogata.

Más artículos relacionados de viajes y turismo

5 Comments