Ilha do Mel: playas paradisíacas en un entorno salvaje

Ilha do Mel, en español Isla de Miel, es un destino de turismo en Brasil que nos ofrece una naturaleza espectacular, con paradisíacas playas y todo el relax.  Esta maravillosa isla brasileña se localiza en la desembocadura de la Bahía de Paranaguá, a unos 95 km de Curitiba capital del estado de Paraná, en la  Región Sur de Brasil.

Ilha do Mel es un destino turístico de gran importancia dentro del estado de Paraná, considerada por muchos turistas como las mejores playas del estado de Paraná. Para poder conservar su entorno natural, salvajemente hermoso, el cual constituye su mayor encanto, la isla es administrada por el Instituto Ambiental do Paraná (IAP) el cual posee un estricto programa de manejo, donde no se permite el desplazamiento de automóviles y tampoco de animales.

La forma de acceder a la isla es través de viajes en barcos, y la llegada es por la Villa de Nova Brasilia, por un estrecho desde el cual podemos ver el mar de los dos lados, o también,  por la Playa Encantada. En la Isla de la Miel, sendas localizadas entre montes y llanuras dan acceso a lugales de rara belleza. Es un  paseo que realmente impresiona no sólo por los paisajes, si no también por la oportunidad de entrar en contacto con la rica fauna y flora locales. Se pueden encontrar hasta ejemplares del papagayo-chauá, que está en vía de extinción y que aquí tienen la oportunidad de volar libremente.

Ilha do Mel  es una mezcla de 25 playas paradisíacas de arenas blancas con aguas turquesas, algunas con muy buenas olas para surfear y otras de aguas absolutamente calmas, ideales para descansar, nadar o hacer snorkel.  Posee cuatro puntos turísticos destacados, en el norte la Fortaleza, en el centro Nova Brasília y el Farol das Conchas y en el sur las Encantadas.

Para los amantes del surf, las playas preferidas en Ilha do Mel son Praia de Miguel y Praia Grande, puesto que ésta atrae a los surfistas por sus excelentes olas para la práctica de ese deporte. Además, en Praia Grande también se practican actividades de turismo aventura como escalada, aladeltismo o excursiones a paradisíacas islas cercanas. Las playas de la Fortaleza, do Fora, das Bicas y las de la zona del faro son las más populares en Ilha do Mel.

En unas vacaciones en Ilha do Mel también es posible practicar buceo o caminatas por las sendas que atraviesan la isla, las cuales nos posibilitan obtener aquellas vistas realmente alucinantes  por sus increíbles paisajes, animales exóticos, aves y plantas. Pero Ilha do Mel no sólo posee increíbles playas donde relajarnos, también cuenta con históricos vestigios para conocer. Entre esos atractivos históricos se encuentran la Fortaleza Nossa Sehnora dos Prazeres y el Farol das Conchas, ambos construidos por los colonizadores portugueses.

En cuanto a la gastronomía en Ilha do Mel, existen excelentes restaurantes de cocina regional, con mariscos, pescados y los mejores platos de Brasil. Las noches en Ilha do Mel pueden ser disfrutadas en  bares con música forró en vivo o disfrutando un riquísimo trago en la playa. En lo que respecta al alojamiento, el único hotel de Ilha do Mel o Isla de Miel se encuentra en la villa de Brasilia, pero también hay ofertas de varias posadas.

Ilha do Mel, una isla soñada con exuberante vegetación preservada, lindísimas grutas, playas vírgenes y encantadores senderos en el medio del bosque, sin lugar a dudas, que constituye el lugar ideal para desconectarse por completo ya que no hay automóviles, no hay casi urbanismo y los únicos ruidos que se escuchan son los de la naturaleza. Pero sea cual sea la intención del viajero, realmente vale la pena descubrirla en unas vacaciones en Brasil.

fotos Andre

Más artículos relacionados de viajes y turismo

15 Comments