Las encantadoras iglesias de Chiloé

En el Archipiélago de Chiloé, Chile, hay una gran cantidad de iglesias que se destacan por estar construidas íntegramente en madera y por su belleza arquitectónica que se integra armoniosamente con el paisaje.

Las mismas son construcciones mejoradas de las rústicas iglesias con techo de paja del siglo XII de los jesuitas que evangelizaban en la región. Con la llegada de nuevos sacerdotes provenientes de distintas partes de Europa, que aportaron las ideas de hermosos diseños de las iglesias de sus países de origen, más algunas técnicas de construcción, con la sumatoria de la excelente mano de obra de los carpinteros chilotas, crearon estos bellísimos templos de madera.

Luego, con la expulsión de los jesuitas en 1767, la obra quedó a cargo de los franciscanos, y para mantener a lo largo del tiempo el bellísimo estilo arquitectónico que habían creado, nació la Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa en Madera, con el objetivo de preservar la tradición.

Las iglesias chilotas, tienen forma rectangular y el techo a dos aguas y ocasionalmente a tres aguas, con su fachada orientada generalmente hacia el este, y frente a ella una explanada en la cual se realizan las procesiones. Asimismo, la fachada cuenta con un pórtico con arcos de adorno y una torre con campanario en la parte superior, y entre el pórtico y las puertas de acceso hay un espacio para protegerse de la lluvia. La torre suele ser de forma octogonal, de dos o tres cuerpos.

El interior de los templos es de planta basilical y de tres naves, donde la central es la que llega hasta la pared del fondo, mientras que las naves laterales terminan antes en un tabique que da lugar a la sacristía y al cuarto donde se guardan los objetos litúrgicos. En la construcción de las iglesias de Chiloé, varias de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad, se utilizaron maderas fuertes, duras, con alta resistencia a la humedad, como madera de ciprés, mañío, coigüe, etc.

foto La Minga

Más artículos relacionados de viajes y turismo

One Comment