Moscú, capital de Rusia

julio 9, 2009 | By More

Un viaje a Moscú representa conocer el corazón mismo de aquella Rusia histórica que se aprecia en su arquitectura perfectamente conservada, cuya perla era y sigue siendo el Kremlin. Además, es un importante centro económico, político, cultural y científico del país.

Esta gran ciudad de la Europa Oriental está cruzada por el río Moscova que va describiendo amplios meandros a lo largo de su recorrido. El casco urbano y sus alrededores industriales concentran un gran conglomerado de población. Su aeropuerto internacional Sheremetyevo, se localiza a unos 29 kilómetros al noroeste de la ciudad.

Moscú nació hace más de ocho siglos cuando en 1.147 el príncipe Yuri Dolgoruki eligió una colina a orillas del río Moscova para construir una casa-fortaleza. Esa primera instalación fue el núcleo original de lo que posteriormente se transformaría en el Kremlin. Si bien las primeras construcciones se realizaron en madera, a mediados del siglo XV y siguientes, sobre todo durante el reinado del zar Ivan III el Grande, se alentó la transformación de los viejos edificios, en estructuras de ladrillo y piedra, por mayor seguridad ante los constantes incendios.

Museo de Historia

Desde fines del siglo XVI, Moscú se fue convirtiendo en el centro de la vida cultural rusa, con sus museos, galerías, famosos teatros, conservatorio de música, etc. 

La poderosa muralla que rodea el recinto del Kremlin tiene forma de un triangulo irregular, y fue obra del arquitecto italiano Alevisio Novi. Tiene más de 2 km de largo, un ancho entre 3 y 5 metros, más de 20 metros de altura e incluye 19 torres estratégicamente ubicadas, inspiradas en la arquitectura defensiva medieval italiana. Entre éstas torres se destacan la Torre del Salvador, la de San Nicolás y la del Arsenal, que protegían fuentes de agua y depósitos de provisiones. La primera, la del Salvador, es la torre que guarda la entrada principal de la fortaleza y ostenta un reloj que le fue agregado en el siglo XVII.

El Kremlin de Moscú es un conjunto de fortificaciones y de edificios civiles y religiosos, centralizado en la Plaza de las Catedrales, donde se levanta la imponente Catedral de la Asunción. Otro magnífico templo religioso es la Catedral de San Miguel de Arcángel, la Catedral de la Anunciación. Varios templos menores complementan el entorno de la plaza, además del Campanario de Ivan el Grande.

Torre de Ivan el Grande

Dentro del Kremlin también vamos  a encontrar el Palacio de las Facetas o Puntas de Diamantes, construido en el siglo XV. El edificio del antiguo Senado, el esplendido Gran Palacio del siglo XIX.  El Palacio de los Congresos, entre otros atractivos.

Fuera de las murallas del Kremlin y sobre la facha oriental de ésta fortaleza, se extiende la gigantesca Plaza Roja o Hermosa, que en sus orígenes fue la plaza del mercado. El extremo sur de ésta famosa plaza está flanqueada por la hermosa Catedral de San Basilio, que atrapa a todo viajero por sus formas y bellos colores. El monumental edificio del Museo Histórico, de color rojo, cierra el sector norte la  Plaza Roja.

Continuando nuestro recorrido por el casco histórico de Moscú, frente al Kremlin, el G.U.M  o Principales Tiendas Universales, constituye un gigantesco complejo de compras que funciona en un  gran edificio de 250 metros de frente, construido en 1.880 como una galería comercial techada. Hoy en día es un destino muy popular entre los turistas extranjeros que visitan Moscú, puesto que muchas de sus tiendas dedican grandes espacios a la venta de marcas de lujo occidentales.

Teatro Bolshoi

Fuera de este núcleo histórico, Moscú nos ofrece otros atractivos de diverso interés, especialmente cultural. Como el destacado Teatro Bolshoi, abierto nuevamente hace poco, tras un largo tiempo de refacciones. Entre los varios museos, el de Bellas Artes destinado a la exposición del patrimonio artístico mundial y especialmente europeo. Mientras que la Galería Tretyakov contiene lo mejor del arte sacro antiguo de toda Rusia.

Por su parte, para aquellos viajeros que buscan actividad, el Barrio Arbat y la calle Kalinin, conforman un sector comercial y en parte peatonal de mucho movimiento. En una de las márgenes del río Moscova y sobre una colina se alza la selecta Universidad Lomonosov de típico estilo monumentalista, que lleva el nombre del científico Mihail Lomonosov, considerado el padre de las ciencias y cultura rusa.

Al pie de las colinas vamos a encontrar un gran Complejo Polideportivo que fue sede de las Olimpiadas de 1.980. Otra de las joyas para conocer en la ciudad es el Metro de Moscú. Éste transporte subterráneo fue inaugurado en 1.935, conformado por varias líneas, y donde las estaciones son verdaderas instalaciones de lujo, suntuosidad y belleza artística.

Tags: ,

Category: Europa, Rusia

Compare hotel prices and find the best deal - detectahotel.com.ar