Óbidos: pintoresca villa medieval en Portugal

marzo 11, 2013 | By More

En el Distrito de Leira, Portugal, Óbidos es una villa medieval dominada por su castillo, que guarda siglos de historia entre sus murallas, y con un vasto patrimonio arquitectónico religioso y vestigios históricos monumentales.

A lo largo de su historia fue dominada por romanos, visigodos y árabes, siendo reconquistada en 1148. Esta villa portuguesa fue lugar de descanso de reyes y reinas, y constituye un claro ejemplo de ciudad fortificada con reminiscencias mozárabes, románicas y góticas. Al recorrer el casco antiguo de Óbidos, podremos contemplar sus simpáticas callecitas adoquinadas, con pintorescas casitas blancas y tejados rojos, adornadas de buganvillas, resguardadas por la imponente muralla que las rodea,  transportando a los viajeros a través de siglos de historia.

La historia de Óbidos se remonta a la época romana, donde un asentamiento ubicado en el valle en las proximidades del pueblo actual habría sido Eburobrittium. Luego, durante  el siglo V tras la caída de los romanos, la ciudad es trasladada a la colina donde se halla emplazada actualmente, ya que se consideraba mejor lugar para su seguridad. De ahí el nombre de Óbidos que deriva del latín oppidum y significa “ciudad fortificada”. Sin embargo, fueron los moros quienes ocuparon y fortificaron el pueblo, construyendo  murallas a su alrededor en el año 713.

En 1148, la ciudad es reconquistada por Alfonso I, primer rey de Portugal, culminando así el proceso de reconquista de ese reino. En 1210, Alfonso II le regala esta villa a su esposa, doña Urraca de Borgoña, convirtiéndose así en una que se repitió hasta el siglo XIX, para dicha de muchas soberanas que recibían tan primorosa villa como regalo de bodas, en por ello que Óbidos también es conocida como la “Villa de las Reinas”.

Atractivos turísticos en Óbidos

Entre sus varios atractivos podremos conocer el  Castillo de Óbidos, actualmente convertido en posada. Es una soberbia fortaleza medieval construida sobre la base de un edifico moro y con remodelaciones de estilo Manuelino. La Puerta de la Villa que es la entrada principal a la villa medieval, Puerta del Valle o Señora de la Gracia que es otra puerta para ingresar. Iglesia de Santa María, Iglesia de San Pedro, Iglesia de San Juan Bautista, Iglesia de San Martín, la Iglesia de la Misericordia, Iglesia de Santiago.

En el exterior de las murallas la Ermita de Nuestra Señora del Carmen, la Ermita de Nuestra Señora de Montserrat. En Óbidos también podremos visitar el Acueducto, construido por orden de reina Catarina de Austria, esposa de Juan III, tiene 3km de longitud. La reina financió su construcción a cambio del trozo de tierra fértil conocido como Várzea da Rainha. El Santuario del Señor Jesús de la Piedra, inaugurado en 1747, y considerado  uno de los edificios barrocos más interesantes de Portugal, debido a su estructura hexagonal, entre otros.

Esta increíble ciudad medieval también vive su fiesta cada mes de julio, con el Mercado Medieval de Óbidos que nos transporta a vivir las costumbres de aquella época. Con el Castillo como telón de fondo, centenares de actores y figurantes, que hacen las delícias de todos aquellos que por aquí pasan.

Al pasear por las calles de la Villa de Óbidos podremos encontrarnos durante esta fiesta que dura varios días, con personajes vestidos de época sobre sus caballos, feriantes, alquimistas, malabaristas, bailarinas, juglares, músicos, luchadores, nobles, mendigos y hasta las pobres víctimas de la peste.

Entre sus celebraciones anuales hay que destacar el Festival de Chocolate que se realiza a principios de año, y atrae a multitud de visitantes amantes del chocolate, turistas que desean conocer el encanto de esta villa medieval portuguesa.

Tags: , , , ,

Category: Europa, Portugal

Comments (5)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. erny dice:

    Estuve en Obidos en septiembre de este año , es una hermosa villa que se encuentra rodeada de una muralla de esstilo medieval y ademas cuenta con un acuedudto de aproximadamente 3 kilometros segun su historia lo mando a construir la reina doña Catarina de Austria esposa del rey Juan lll.se puede dar la vuelta casi todo el pueblo por la muralla y tiene unas hemosas vistas ,que merece la pena conocerla lo tipico de allí es el licor de guinda q está muy bueno ,te sirven en un vasito miniatura de chocolate negro, yo disfruté muchisimo haciendo fotos.

  2. Gloria dice:

    Escapadas así, si que valen la pena. Me alegra que hayas disfrutado de tan bello lugar

Compare hotel prices and find the best deal - detectahotel.com.ar