Santuario de la Mariposa Monarca, México

En los alrededores de Morelia, mas precisamente en Angangueo, estado de Michoacán, en una antigua zona minera se localiza el famoso Santuario de la Mariposa Monarca, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, durante este año 2.008

foto Jaime Rojo

El lugar está cubierto de bosques de oyameles que sirven de refugio a millones y millones de estas increíbles mariposas que alcanzaron fama internacional, debido a que la especie viaja anualmente desde Canadá y Estados Unidos, realizando un recorrido de unos 4.000 km durante 25 días.

El viaje que realizan es con el fin de reproducirse, ya que para lograrlo necesitan hibernar en un lugar donde la temperatura las mantenga aletargadas, para que una vez llegado el calor primaveral se reproduzca para poco después emprenda su regreso hacia el norte para concluir su ciclo de vida.

foto apcastane

La mariposa monarca, además de su gran belleza, se caracteriza por su resistencia y longevidad, pues mientras otras especies de mariposas tienen un ciclo vital de 24 días, la monarca llega a vivir hasta nueve meses, es decir 12 veces más.

Cada año, entre octubre y marzo, millones de mariposas monarca encuentran en los bosques mexicanos, las condiciones ideales para desarrollarse y aparearse, pasan el invierno en los bosques de oyamel de Michoacán y  Estado de México en colonias de hasta veinte millones de individuos, para dejar atrás las heladas montañas de la región de los Grandes Lagos de Norteamérica. La mariposa monarca de escasos centímetros puede viajar unos 120 km por día

La monarca habita la franja fronteriza de Canadá y los Estados Unidos durante el verano, cuando los días largos y las altas temperaturas le permiten madurar y reproducirse. Al terminar el verano, los días se hacen más cortos y aparecen las primeras mariposas de aire polar, causando una disminución drástica de la temperatura. La falta de control de la temperatura interna y la escasez de alimento por el letargo invernal en que entran las plantas de las que se alimenta la monarca, la obligan a desplazarse hace latitudes más cálidas.

La mariposa monarca establece sus colonias en los bosques de oyamel de las laderas sur y suroeste de las montañas en donde haya algún arroyo cercano, a más de 2,700 metros sobre el nivel del mar. Las mariposas se agrupan durante las noches y en los días nublados y con lluvia, en la franja media de los árboles, en donde los vientos no fluyen con fuerza y las temperaturas no son tan extremas.

A mediados de febrero, en que la temperatura aumenta y los días se hacen más largos, las mariposas comienzan a aparearse, y buscan flores para extraer el néctar, pues hace falta acumular energía para el regreso. Este recorrido se inicia a principios de marzo, cuando grandes grupos de mariposas levantan el vuelo simultáneamente, batiendo sus alas en un ruido sordo, para encontrar alguna corriente de aire ascendente y dar principio al viaje de regreso.

A mediados de marzo, en los santuarios sólo quedan como testimonio los cadáveres de las mariposas muertas, y los bosques de oyamel regresan a su antiguo aspecto, aguardando el fin de año, cuando nuevamente llegarán millones de mariposas monarca, repitiendo este maravilloso fenómeno.

foto apcastane

Los dos principales Santuarios de la Mariposa Monarca en el Estado de Michoacán son: El Rosario  que se localiza en el Municipio de Ocampo, en el estado de Michoacán, a unos 30 km de Zitácuaro y a 217 km de la Ciudad de México. Éste santuario se caracteriza por ser el único con andador turístico.

Sierra Chincua, esta reserva está constituida primordialmente por densos bosques de oyamel o abeto. Éstas coníferas, cuya corteza es de color muy clara, producen glóbulos de resina que llaman aceite de abeto. Alcanzan unos 30 metros de altura y son el hogar de las mariposas y donde completan su ciclo de vida en la estación invernal. 
Por ser una Reserva Ecológica se requiere permiso previo para visitar el Santuario.
 

Más artículos relacionados de viajes y turismo

90 Comments