Viajar a Katmandú, capital de Nepal

marzo 21, 2011 | By More

Tierra de mitos, magia y reencarnaciones, Katmandú es la capital y mayor metrópoli de este país asiático, un interesante destino turístico que nos muestra una cultura distinta, con un fabuloso Patrimonio monumental compuesto por fabulosos templos y stupas.

Katmandú se encuentra emplazada a más de 1.300 metros de altitud, ocupando una zona que fue muy importante en épocas antiguas durante las rutas caravaneras, de ahí su importancia y la razón de su diversidad étnica cultural. En épocas pasadas, los reyes que quisieron controlar esta posición estratégica establecieron dinastías desde el siglo IV a.C, aun cuando vivió su época de oro entre los siglos XVI y XVIII.

Los turistas que viajan a Katmandú, de inmediato se sienten inmersos en esta tierra mágica impregnada de mitos y reencarnaciones. Caminar entre el ajetreo cotidiano de sus calles resulta un espectáculo visual único, lleno de colores y olores. Desde muy temprano, cuando el aire del valle es frío pero vigorizante, la ciudad despierta con los sones de cientos de campanillas que provienen de la gran cantidad de templos ubicados por la ciudad. Esta música campanil es el saludo matinal de los nepalíes, rogando por la bendición a sus dioses.

El trazado urbano de Katmandú exhibe una planta de forma circular, donde la Plaza Durbar es el corazón y centro neurálgico de esta ciudad nepalí. Desde aquí nacen calles importantes que cortan a otras, a manera de radios concéntricos.

Por lo tanto, lo ideal es comenzar nuestro city tour por Katmandú desde esta Plaza Durbar también llamada Plaza Real, rodeada de numerosos edificios religiosos que le han otorgado el apelativo de “bosque de los templos” y el viejo Palacio Real. Esta Plaza es un imperdible paseo turístico que ningún viajero debe perderse durante su viaje a Katmandú.

En este espacio público, pagodas, estatuas, templos y otras construcciones, pugnan por el espacio ocupando diferentes niveles. Gente que va y viene, turistas, campesinos, vendedores ambulantes, porteadores, monjes, niños que corren o piden limosnas, otros que venden, gran cantidad de bicicletas, cientos de palomas que revolotean buscando donde posarse, crean un espectáculo único de vida y movimiento, digno de inmortalizar a través de nuestra cámara fotográfica.

La mayor parte de las construcciones que podremos ver durante un recorrido turístico por la capital nepalí, fueron levantadas entre los siglos XIII y XVIII. En ellos podremos apreciar las habilidosas manos de los antiguos habitantes del Valle de Katmandú, los newars, que dominaron a la perfección el tallado de la piedra, la madera y tambien los trabajos en bronce y metal, creando una verdadera belleza arquitectónica.

Así, durante un viaje a la capital de Nepal, podremos encontrar todo tipo de templos, como pagodas, stupas, sikkaras, de diferente origen y arquitectura. Las stupas siempre están relacionadas a Buda, mientras que las pagodas y sikkaras pueden pertenecer a cualquiera de los dos credos, hinduismo o budismo.

Durante una visita a Katmandú, los turistas pueden pasear también por el distrito comercial de Khen Tole, donde se pueden adquirir trabajos realizados en tejidos, cueros y joyas, o caminar sobre la calle Bagh Bazar en el barrio de Thamel, donde se concentra la oferta de hoteles en Katmandú, restaurantes, además de diversas tiendas de prestigio.

imagenes WomEOS

Sigue leyendo. Más artículos de viajes y turismo

BUSCA Y RESERVA TU HOTEL AL MEJOR PRECIO, CON LA GARANTIA DE BOOKING

Tags: , , , ,

Category: Asia, Nepal